Experiencia MULTISENSORIAL a OJOS CERRADOS...SENTIDOS abiertos...Cada Participante esta acostado... no hay escenario...no hay roles...Soñamos Todos Juntos... VER el sonido... OLER el recuerdo... SENTIR el sueño colectivo...

:: PROXIMA FUNCIÓN ::
SABADO 21 DE JUNIO / 22HS
en Teatro Mediterranea / Tucuman 3378, CABA

Por consultas y entradas con descuento suiteparaloselefantes@hotmail.com 

> Ya tenemos los discos con la música de la obra 
y 4 hermosas postales de nuestra ilustradora favorita!
:: Se pueden conseguir en las funciones :: (consultar precio promocional disco + entrada)

visitanos en >


.

.…
Ya pasaron mas de 8500 personas
por la experiencia de
El Sueño de los Elefantes

Vos ya lo viviste?.-
.…


El sonido como medio para entrar en otros mundos y realidades... Cada uno metido en su historia, soñando con todos nosotros, construyendo una música nueva...

El sueño de los elefantes es una experiencia que propone a los espectadores un juego sensorial a través de una nueva situación corporal. Los mismos estarán recostados dentro de una sala completamente a oscuras. Estas condiciones serán el puntapié inicial para adquirir una nueva percepción del espacio y del tiempo. Desde ella, se les contará una historia, un viaje por lugares imaginados, mediante músicas, sonidos, diálogos, olores, climas, y mediante los movimientos de los actores y las fuentes sonoras.


Desde que la obra comienza, cada participante tiene la libertad de imaginar su propia historia. Los actores serán los conductores que los invitaran a sumergirse en una nueva realidad donde aparecerán recuerdos, tristezas, alegrías, miedos, paz, infancia, y todos los caminos que de la imaginación puedan desprenderse. El sueño de los elefantes apunta a encontrarse con sensaciones muy profundas del ser, es por esto que la contención y el cuidado hacia los espectadores es absoluta.


Mas información:
suiteparaloselefantes@hotmail.com
tel.: 155 131 0297


Éramos como niños jugando
Éramos brujos, contemplando lo desconocido
Cada pensamiento, cada sonido tocaba el hilo que nos envolvía,
una isla donde la realidad se cambiaba,
más honda que piel y matéria,
la comunicación se hacía distinta.
Miedos y alegria se mezclaban,
imaginación, infancia, desiertos,
un huracán que subía por los cuerpos,
en olas azules, rojas, amarillas,
armonía, que se conquistaba por caminos difíciles.
Cada persona sostenía el hilo con delicadeza,
hilos de pensamiento,
sensaciones y sentidos.







Cartas de los espectadores

si queres contarnos tu experiencia podes escribirnos a suiteparaloselefantes@hotmail.com

Hola! Les cuento lo que me pasó...Primero que nada, y ante todo... FELICITACIONES!
La verdad es que todas las expectativas que uno puede tener cuando entra, se cumplieron triplicadas sin darse cuenta cuando salio. ¿Cómo explicar todo lo que me pasó? Fueron tantas cosas que sinceramente no puedo acordarme de todas.
Si bien ya había vivido la experiencia del teatro a ciegas, esto es realmente incomparable. Empecé exigiéndome crear en mi cabeza una historia, que después cambié, y que por último abandone. Decidí que me iba a dejar llevar, y ahí fue cuando acepté viajar con los elefantes: campo, turbantes, desiertos, fuego, flores, caballos, selva, familias, cielos diferentes, olores de mi abuela, agua, viento, frío, calor. Por momentos en Blanco y negro, por momentos en muchos colores, por momentos solamente en rojo. Sigo pensando y me acuerdo de otras cosas que me pasaron: emociones, sensaciones, felicidad, miedo, tristeza, soledad, placer. Perdí la noción del tiempo completamente, fueron tantas las cosas que viví, que no puedo asegurar que me dormí, ni tampoco negarlo completamente, quizás solamente me perdí, en algún lugar, adentro mío.
Verdaderamente recomendable! Fue una experiencia hermosa, una caricia al alma y una ayuda muy grande para el cuerpo, que se despertó y se acordó de todos esos sentidos que estaban un poquito apagados, opacados por la visión, que nos apura todos los días, que nos dice todo y a la vez, no nos dice nada. Toda la percepción puesta al servicio de diferentes estímulos, que me hacían viajar a un mundo nuevo y distinto. No necesité ver, no necesite pensar, solamente DISFRUTAR. Y sabemos que disfrutar de un momento así, tan intimo, tan propio, en el ritmo que estamos acostumbrados a vivir, no es poca cosa!
Gracias por el momento final: tranquilo, respetando el tiempo de cada uno y totalmente desestructurado!
GRACIAS!
MUCHOS APLAUSOS (que me quedaron guardados) y ÉXITOS! Prometo volver... y seguir soñando.
Valeria
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
Oscuridad total.
Me guían. Me acuesto
(¿La alfombra es gris o blanca? No se, para mi es blanca.
A ver la toco un poco más… sí, para mi es gris. ¿Dije "a ver"? jajaja... ¡a ver!) Olores
(¿Naranja o limón? Creo que naranja, sí, estoy casi segura…
cuando fui a esa casa de té en Sierra de los Padres olía igual. Bah, no se) Sonidos
(Creo que alguien corre, me imagino una mujer con colores naranjas, y fuego… mucho fuego.
La persiguen. Cada golpe de tambor es un segundo menos de vida)
El cuerpo (Se me puso la piel de gallina. ¿Hace frío? Debo estar en Alaska.
O en el colegio. Sí. Ahí estoy. La coca y el Jorgelin de chocolate antes de entrar a la clase de Coro.
Los jueves. La primaria. El profesor, ¿cómo era que se llamaba? ¡Gustavo! ¿Y la de antes? ¿Cómo era? ¡Elsa!. Cierto. El toc-toc… de eso me acuerdo. La flauta dulce. El trabajo práctico de Mozart) Los actores se acercan y se alejan (Una voz en el oído. Siento el calor de su aliento. Dulce. Penetrante. Otra vez, se me puso la piel de gallina. ¿Qué es eso? Creo que una Kalimba. Sí, como la que me compré en el sur. ¿Escala pentatónica de Do? Sonidos orientales. ¿Cómo llegué a China?) Ritmos cambiantes (¿Una selva? Avión. Brasil. El Morro do Sao Paulo. Los tambores. Los cuerpos. Capoeira. Las vacaciones. Esas palmeras… ¡sí hablaran! La playa.
Las fiestas en la playa. El amanecer. El mar, las olas… ¿agua? ¿Es agua? ¿Llueve?) Imaginación
(¿Fuego? ¿Otra vez fuego? Dos mariposas se dan la mano. Suena una guitarra, y ¿un bajo?. Tambores. Una voz muy dulce. Mmm… ¿cómo serán? No se, algo naranja tienen que tener. Veo algo naranja. O verde. ¿Y esos diálogos? ¿Qué dicen? Sí, ya se… siempre pasa en las familias… Juancito andá a dormir, lavate los dientes, apagá la tele y acostáte que mañana tenés que madrugar. Dale Juancito, hacele caso a mamá. ¿En qué pensaba? ¡Ah! Las mariposas que se dan la mano. Pero… ¿co… cómo? No tienen manos las mariposas, tienen alas. Se dan las alas. Pero si quiero les pongo alas. Tomá, ahí tenés. ¿Otra vez fuego? Esta vez puede ser un dragón. Un dragón pelado. ¡Sí! ¡Sí! ¡Pelado! Con la cabeza de Foucault. Esperá, ¿estoy soñando o qué? No se.
Por ahí no es ni una cosa ni la otra. Es perpetuar esos segundos previos al dormir.
¿Ensoñación le podemos decir? Ya no hay límites. Hasta te podes enamorar.
¿Ves? Sí, me enamoré de una voz. O dos, o tres.
Es que el amor tal vez sea esto. Tan imaginario y a la vez tan real…)
- ¿Y? ¿De qué se trata la obra?- De lo que quieras…

Maria Rocio Feltrez

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Ayer por una horas estuve viajando, recorri desiertos inmensos donde solo estaba yo y el sol,
tambien estuve en la costa del mar, donde vi un grupo de mujeres con un niño haciendo un ritual,
una ceremonia, tenian el cuerpo cubierto con muchas telas que el viento queria robar. despues llegué a una selva impenetrable, los arboles me abrian el paso... conoci a un hombre que tenia una carro lleno de chucherias de metal, un manto cubría su cabeza tenia joroba y cuando se reia me daba escalofrios...
estuve en un lugar muy muy alto, miraba desde arriba, sin vertigo
y me dejaba caer como alicia en el pais de las maravillas.
tambien viaje por mi infancia, mi cuna, mi cuarto,
vi unas cositas brillantes que colgaban del techo...
senti mucha felicidad ,
millones de imagenes pasaron por mi cabeza, y por mi cuerpo tambien...
tuve ganas de bailar pero me dio verguenza...
gracias por el momento vivido!

Julieta

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *


El sueño de los elefantes es una experiencia unica. Si uno quiere etiquetar/nombrar el espectaculo se queda corto. Porque no es una obra, tampoco un recital. Es mas bien una experiencia multisensorial, una instalacion sonora. Un viaje mental y corporal, donde la imaginacion, inducida por todos los elefantes, juga un rol primordial.
Ya en la antesala, que te hagan entrar con los antifazes, es un gran acierto. Uno no sabe como es el lugar, y ya el corazon empieza a galopar un poco mas rapido. Lo desconocido inyecta a uno, una dosis de adrenalina muy placentera.
Nos acostamos y empieza el viaje...
Tengo una catarata de imagenes mentales... desierto, turbantes, danzas dionisiacas, palmeras, oasis, rituales. No se donde estoy ni tampoco me importa, sueño con oasis arabes. Viejas imagenes de viajes que yo hice en el pasado empiezan a apoderarse de mi. Una imagen atras de la otra. Quiero aquietar mi mente, me cuesta.
Uno esta acostumbrado a pensar una cosa atras de la otra.
Pero la musica y los olores me ayudan de a poco a despojarme de todo pensamiento. Logro dejar mi mente casi en blanco, me relajo profundamente. Me concentro plenamente en la musica (Es admirable la diversidad de instrumentos y artefactos sonoros que tocan estos versatiles musicos) y los olores y siento una paz muy pero muy placentera. Realmente senti que mi mente y mi cuerpo no solo disfrutaron, si no, descansaron de la rutina agobiante de la ciudad. Cuando el viaje termina, comento todo junto a mi novia y Matias Tozzola. Al principio no hay palabras para explicar semejante experiencia. MAti advierte mi cara totalmente relajada y feliz, Le agradezco infinitamente por el momento vivido, inicio un gran aplauso para todos los interpretes. Salgo feliz de la sala, con ganas de ser una mejor persona, de vivir la vida felizmente. De viajar por el mundo... Mi compañera de vida, nos cuenta que lloro en repetidas ocasiones. Es que fue todo muy movilizante. El cuerpo humano es un misterio, hay tantas cosas que no sabemos y que jamas sabremos, por lo menos en esta vida. De a poco van cayendo mas fichas y recuerdo mas cosas que vivi en el sueño de los elefantes, le cuento todo lo que se me viene en la mente a a mati. Lo asombroso de como la musica te lleva de un lado para el otro, con momentos sublimes, con el sonido al palo y con momentos mas tranquilos y suaves para volver a empezar de vuelta subir de intensidad. Es increible cuando uno siente que una persona lo rodea y no lo puede ver, se siente realmente la energia....Y cuando todos los musicos/performers te rodean es una catarata de sensaciones. Esa cosa en el pecho, los latidos de mi corazon siguiendo el bombo, la menta, esa lluvia sagrada con ese olor..que era?? maginifico...
Gracias, tenemos muchas ganas de volver y con mas gente. Para que sienta cada uno lo que quiera y pueda. Para que no se pierdan esta experiencia unica.
Nuevamente gracias.
Sin mas..

Federico


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Mi experiencia comienza un día limpiando mails, abro uno que me genera sonido adentro mío, despertando mis sentidos, investigo, leo. Miro dibujos que me recuerdan sensaciones, una música como mantra se repite por horas en mi hogar mientras me va llenado a un bello estado.
Un domingo, de sol, sin planes, con el único deseo de disfrutarlo, bicicleteo hacia el teatro donde me espera mi próximo viaje.
-Pausa-
La vista descansa, mi ser descansa. Se abre, confía. Bajo el volumen de mi cabeza. Otros pensamientos y sensaciones empiezan a recorrerme el cuerpo ingresando a través de mis sentidos, comunicándome con la realidad mas bella de los sueños y los placeres. Abriendo el oído, abriendo la piel, escuchando desde adentro hacia fuera, volando, sin reconocer mi cuerpo, oliendo el aire vacío y espeso. Las imágenes mutan, mi ser muta, pasando por distintos estados de registro, y siempre en calma, dejándome sostener por el disfrute del sentir.

GRACIAS A LOS 7ELEFANTES, ESPERO ALGUNA VEZ PUEDAN USTEDES PASAR POR ESTA BELLA EXPERIENCIA QUE CRETIVAMENTE COMPARTEN.


Irene Alonso 17-10-010

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Que flash lo de ayer, lo que hacen es el futuro... la invasión visual es tan extrema en la vida diaria que el sólo hecho de renunciar a ella durante una hora te altera los sentidos completamente... en fin, una experiencia genial, que también estimuló mis ideasy mi amiga flasheó super extremo, incluso más que yo... estaba en shock practicamente, así que... mis agradecimientos van por ella también, seguramente reincida, en algún momento abrazo!

Guido

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Seguramente haran prolongable mi agradecimiento a todos los que integran El sueño de los elefantes. Fue mi primera experiencia con ustedes, y genuinamente grata .. Al salir comentamos con Pablo y Felipe (quienes me invitaron) las sensaciones encontradas y el estado de gracia en cual nos hallábamos… Peregrine varios estados, de sospecha, de placer, de sollozo, de amor, de alegría… Realmente muy bello me sentí infinitamente humana..

Comenzó la emigración... la música....el mundo se detiene...
Hare lugar para todas las miradas y Mutare por el infinito cantando una marcha intitula: el amor, sus tormentas y sus suspiros

Abrazo y hasta pronto !

Vivi

* * * * * * * * * * * * * * * * * *

Lo disfrute muchisimo, me senti super tranquila y cuidada como para disponerme a disfrutar de la función, me gustaron los diferentes climas que se generaron y senti mucha piel de gallina al llegar esos momentos de mayor tensión.
todo muy bien pensado, los aromas, las voces, los instruentos, las delicadezas...muy lindo!
fue una gran experiendia...como una linda meditación, un relax...

Muhas gracias, se nota el amor y la dedicación en todo...

Gracias!

Noel


* * * * * * * * * * * * * * * * * *


Mi nombre es Moira y soy una del grupete que fuimos. ( quizás se acuerden...nos reimos mucho al final)-
Antes que nada, quería yo agradecerles a todos por habernos brindado éste hermoso viaje de sensaciones.
Es la primera vez que asisto a una obra de éste calibre y la verdad que sensaciones fueron muchas.
Jugué con mi imaginación : Imaginé un lugar con pasadillos , en dónde al final entrabas a un gran lugar lleno de espacios.
Jugué con mis oídos: Por momentos me sentía verdaderamente en la selva, a veces corriendo, a veces bailando.
Jugué con mi olfato: Sentir todos los aromas según la música que escuchaba...fué realmente alucinante.
Toda éstas combinaciónes generaron una movilización tanto en mi plexo cómo así en mi 3 ojo. Muy raro y muy claro, pues esos dos chacras son mi punto débil en estos momentos.
En fin....un placer haber estado ayer junto a ustedes. Amo la música, Amo el teatro , y amo por sobre todas las cosas las personas que tienen ese don de hacer arte.
Muchas gracias y seguramente nos volveremos a ver.!

Abrazo a todos los elefantes!!!

Moira

* * * * * * * * * * * * * * * * * *